El impacto del cambio climático y por qué las llamadas a la acción tienen que ser más fuertes

agosto 02, 2019

Casi siempre vemos al cambio climático como un problema ambiental. Pero son los impactos inminentes en nuestra salud los que tienen a distintos expertos médicos haciendo sonar una alarma. 

Según un reporte global liderado por el equipo médico del periódico ‘The Lancet’, se advierte que “la mayor amenaza para la salud en el siglo XXI, es el cambio climático”.

“Cuando entendemos las conexiones entre el cambio climático y la salud del ser humano, nos queda claro que el tema es urgente”, dice Tony Capon, coautor del primer reporte nacional de seguimiento del progreso del cambio climático y la salud planetaria en Australia. 

Desde entonces, las llamadas a la acción de distintos cuerpos médicos alrededor del mundo, se han hecho más fuertes.

Pero, ¿cómo es exactamente que el calentamiento global pone en riesgo nuestra salud física y mental?

Altas temperaturas y olas de calor

En Australia, las olas de calor cobran más vidas que otros desastres naturales combinados. 

Esto aumenta las enfermedades asociadas a las altas temperaturas, como agotamiento por calor o golpes de calor y muchas de ellas acaban en la pérdida de los pacientes, sobretodo adultos mayores o personas con enfermedades crónicas. 

A nivel global. 157 millones de personas están más expuestas a olas de calor este año a lo que estaban en el 2000.

La directora de la Alianza del Clima y la Salud Fiona Armstrong dijo que las olas de calor están siendo cada vez más calientes y que suceden con mayor frecuencia. 

“Estas no solo afectan la salud de la gente, impactan en nuestro suministro de poder, sistemas de transporte y suministro de agua”, dijo.

Enfermedades infecciosas

Incluso los pequeños cambios de temperatura, como la caída de lluvia o la humedad en temporadas en las que no deberían suceder, pueden crear las condiciones adecuadas para que distintas enfermedades infecciosas se propaguen. 

“En ciertas partes del mundo, los mosquitos que transmiten la malaria ahora son capaces de reproducirse en condiciones que antes lo hacían imposible”

En algunas zonas, el cambio en la distribución y abundancia de mosquitos ha significado que más gente contraiga dengue en lugares donde antes no había riesgo.

Lo mismo está sucediendo con enfermedades que tienen que ver con el agua, como la cólera.

Eventos climáticos extremos

Pero si ya tenemos sequías e inundaciones, ¿cuál es el gran problema?

Los últimos reportes en cambio climático predicen que con el calentamiento de 1.5 grados Celsius, que ya pronto será una certeza, tanto las sequías como las inundaciones serán más frecuentes e intensas. 

Los eventos climáticos extremos pueden causar lesiones físicas, problemas respiratorios, angustia y en algunos casos la muerte.

“El cambio en la frecuencia y la distribución e intensidad de eventos climatológicos, tiene un grado alto de implicaciones en la salud, tanto directas como indirectas.”

Las consecuencias indirectas incluyen inseguridad en cuanto al suministro de comida y bebida, lo que produce problemas mentales que pueden verse aumentados con la destrucción de las viviendas de la gente. 

“Con sequías prolongadas, llega una preocupación inmensa sobre la forma de conseguir alimentos y la llegada de la hambruna.”

Algunas proyecciones arrojan estos datos: 1.4 billones de personas estarán expuestas a sequías por año y 2 billones a inundaciones para el fin de siglo. 

Contaminación del aire

Gente en más del 90% de ciudades alrededor del mundo están respirando aire tóxico que daña la salud cardiovascular y respiratoria.

“Entre el 2010 y el 2016, las concentraciones de contaminación del aire empeoraron un 70% en casi todas las ciudades del mundo, sobretodo en las zonas más pobres”.

Tan solo en 2015, los tóxicos del aire fueron responsables de 2.9 mllones de muertes prematuras, siendo el carbón el culpable de 460,000 de esas muertes.

Cada día, la gente está expuesta a un aire que ya resulta peligroso.

Salud mental

Las causas de la inseguridad al comer ciertos alimentos son complejas, pero ya se ha mostrado que el cambio climático afecta la producción agrícola. 

La habilidad para crecer alimentos se ve directamente afectada por las sequías e inundaciones de las que hablamos antes. Además, las altas temperaturas también afectan las cualidades nutricionales.

La reducción de campos para cultivar, hace que los precios de los alimentos se eleven, principalmente de los frutos y vegetales frescos y orgánicos. Se han vuelto inalcanzables en comunidades pobres. 

Aunque parezca absurdo, los problemas psicológicos y la salud mental en las personas dedicadas a la agricultura y producción de alimentos saludables también ha sufrido el impacto del cambio climático.

Acciones climáticas y los beneficios para la salud

Combatir el cambio climático tiene muchos beneficios para la salud. 

Si transitamos a formas de vida sustentables, como reduciendo emisiones de gas, o reduciendo la contaminación que se crea al quemar carbón, habrá beneficios directos en nuestra salud.

Esto no se puede lograr del todo mientras los gobiernos no se enfoquen en la descarbonización económica para reducir enfermedades cardiovasculares, respiratorias, mentales e infecciosas. 

Las personas menos responsables del cambio climático son las más vulnerables a estos problemas de salud. 

El cambio climático está afectando a todo el mundo, ya no es un problema del futuro. Está sucediendo hoy. 



Dejar un comentario